Publicado: 18 de Octubre de 2017 a las 08:18

Es la primera fase de la enfermedad, todavía no hay afectación del hueso de soporte y se manifiesta por la inflamación y enrojecimiento o sangrado de las encías.

Esta provocado por la placa bacteriana que producen toxinas que irritan el tejido gingival.

También puede acompañarse de mal aliento y mal sabor de boca.

Se trata mediante un detartraje comúnmente denominado limpieza.